Entrevista con Brian McCarthy

Below is the text of an interview I did with the Esteve Foundation, which will be published in the first edition of their 2013 newsletter:

-Cómo valorarías el nivel de inglés de los científicos españoles?


El nivel de inglés normalmente se mide según las capacidades para el habla, la comprensión, la lectura y la escritura. En mi experiencia, el nivel de inglés escrito y leído de la mayoría de los científicos españoles es bastante alto, ya que la investigación de mayor impacto está publicada en inglés.  Además, en el día a día, muchos científicos se comunican con colegas internacionales por email en inglés. Sin embargo,¡ no les gusta coger el teléfono si estos mismos colegas les llaman! Hablar y entender es mas difícil que escribir y leer, ya que uno tiene que hacerlo en el momento -no hay tiempo para utilizar un traductor de Google-, hay muchas variedades de acentos, y además, por teléfono es aún peor porque este medio no permite el lenguaje corporal. Otro problema es que, tradicionalmente, las clases de inglés en España se han basados en leer y escribir.  

 

Por qué crees que es una de sus necesidades de formación más demandadas?

En Europa en general muchos profesionales piden formación en comunicación oral por dos razones.

Primero, porque es una de las competencias más importantes en el ámbito laboral, aunque no ha estado muy de moda dar este tipo de formación  durante muchos años. Es particularmente importante en el campo de la ciencia, donde hay dos partes claves del trabajo de científico: hacer la investigación y comunicar los resultados. La comunicación en ciencia se hace a través de publicaciones  y de comunicaciones orales. En un mundo lleno de información -gracias a Internet y las nuevas tecnologías- y con más y más investigadores trabajando en campos cada vez más estrechos, el contacto personal que permiten las presentaciones orales tiene un papel aún más importante.

Segundo, porque desgraciadamente, no hay mucha formación en escritura o en buena expresión oral. Y es igual en las universidades. Sin embargo, en los EEUU, los estudiantes reciben mucha formación en los dos aspectos, y creo que de esto se dan cuenta los científicos españoles cuando ven presentaciones hechas por sus colegas americanos en los congresos internacionales. Mi hermano es profesor de comunicaciones en los EEUU y es impresionante la formación que reciben los estudiantes jóvenes sobre hablar en público, y no sólo sobre escritura.   

 

A qué crees que se debe la fobia generalizada a las presentaciones orales en inglés?

A muchos factores, y para cada persona es diferente.  Muchas veces, creo que la gente tiene miedo de hablar en público y se fijan en el problema de la lengua porque parece una excusa más tangible o un problema que no es culpa suya. En mi experiencia, el problema (que llega a convertirse en una fobia) es que mucha gente no tiene muy claro o bien pensando lo que quiere decir. Cuando es así, es verdad que es mas fácil hablar sin decir nada cuando es en tu legua materna.  Lo malo (pero para mi lo bueno) de hablar en otra lengua es que te hace pensar bien sobre lo que realmente quieres decir.

Otra razón que he oído muchas veces es que la gente tiene miedo de que se le pregunte algo y no entiendan la pregunta. La presentación, más o menos, está baja tu control hasta que llega el momento para las preguntas. Es entonces cuando hay que improvisar y rezar que el público no esté lleno de escoceses curiosos con muchas preguntas (¡porque tienen un acento difícil de entender!). Pero hay muchas estrategias para manejarlo y sentirse mas cómodo en la “Q&A” (preguntas y respuestas) y hablamos de esto en el curso.

 

Finalmente, hay personas que tienen miedo de hablar en público porque no creen en el proyecto que tienen que presentar. Bien  porque se sienten forzados a hacerlo porque su jefe se lo ha pedido, o porque aún no han resuelto sus dudas, etc. No se puede ayudar a estas personas. Es imposible hablar con confianza sobre algo en lo que no crees (¡bueno, quizás algunos políticos sí que pueden hacerlo!).      

Qué pesa más, la barrera del idioma o la falta de autoestima?


Cuando tienes un nivel mínimo, el idioma no es para nada una barrera. La falta de autoestima es un término que cubre una multitud de factores, y yo no soy suficientemente experto para hablar de ella.  De lo que sí puedo hablar es de ejercicios y consejos muy prácticos y simples que cualquiera puede hacer para prepararse mejor, sentirse más cómodo y dar una presentación efectiva.

¿Qué es un nivel mínimo? Para mí, esto significa que puedes explicar en una conversación en inglés con alguien qué haces en tu trabajo, responder a sus preguntas y preguntarle a su vez. Lo importante no es que esta conversación sea gramáticamente perfecta, o sin pequeños errores,  sino que sea suficiente fluida, interesante y divertida para que las dos personas se fijen más en el contenido que en la dificultad de comunicarse en inglés.

En mi experiencia, una falta de autoestima antes de hablar en público normalmente tiene que ver con el miedo y con no tener bien pensado lo que quieres decir. El miedo disminuye con la preparación. Para saber lo que quieres o debes decir, tienes que preguntarte  “¿Quién es mi público? ¿Cuál es su problema? ¿Cuál es mi solución? ¿Qué quiero que mi público haga después de escuchar mi solución? ¿Cuánto tiempo tengo para hablar con ellos?

Cuáles son los errores más comunes en las presentaciones científicas en inglés de los españoles?


Hay varios, y son los mismos errores de los científicos ingleses, japoneses, franceses… Los más graves son:

1. Matar al público con el PowerPoint.

Eso significa poner un montón de texto en los diapositivas. La gente lo hace pensando que con mucho texto parecen más serios, que han hecho mucho trabajo o que el contenido es más fácil de entender si el público puede escuchar y leer a la vez.   

2. Presentar un “paper” en vez de una presentación.

“Papers” y presentaciones son dos medios diferentes, cada uno con sus ventajas y desventajas. Pero muchos científicos piensan que es posible comprimir todo su trabajo durante 5 años en una presentación de 10 minutos.

3. Presentar datos sin ningún argumento.

Hay quien piensa que es mejor sólo presentar datos y dejar al público  llegar a sus propias conclusiones sobre el significado o importancia de estos datos. Quizás esto es posible en un texto, pero la gente se agobia o se aburre en las presentaciones que no proponen ningún argumento.

4. No se da tiempo para las preguntas.

Las preguntas del público al final (o durante) una presentación son muy importantes. De hecho, en mi opinión forman la razón principal para organizar una presentación o un congreso. Es una oportunidad para el público de preguntar en persona al científico, y es una oportunidad para el científico de comprobar que el público ha entendido la charla, así como probar sus ideas frente a  las ideas de lo demás y ver si hay que mejorar o reforzar alguna parte de su investigación.

5. El científico, como persona, se esconde.

Uno de los aspectos más importantes de las presentaciones orales y congresos es la oportunidad que se les ofrece para conocer  personas y  grupos, sus pasiones y desafíos como individuos, detrás de la ciencia. Sin embargo, muchos presentadores no dejan  sus personalidades ni su sentido del humor “escapar” durante sus charlas, y por eso muchos presentadores parecen aburridos y fríos.

En qué medida puede ayudar el nuevo curso How to improve your scientific presentations?


El curso es una oportunidad para explorar y ver varias maneras de dar presentaciones de una manera relajada, divertida y honesta. Aporta consejos, ejercicios y modelos para dar presentaciones en muchos contextos. No hay profesores ni estudiantes, todos los participantes en el curso, incluído yo, aprendemos uno del otro dando feedback y contando nuestros experiencias. El curso es una mezcla entre clases, discusión, ejercicios prácticos, y tiempo para preparar una presentación de 4 minutos que cada uno de los participantes hará al final del curso.

En concreto, el curso propone un sistema muy adaptable y fácil de aplicar en la preparación, diseño y presentación de una charla. Empezamos hablando de las diferencias entre “papers” y charlas, y de cómo podemos adaptar un material en texto para una presentación oral. Cuando sabes de qué quieres hablar, hay que identificar tres cosas fundamentales: cuál es el problema que tiene el público, cuál es tu solución, y qué quieres que ellos hagan si están de acuerdo con tu argumento.

Después de concretar estas 3 bases fundamentales, presento una estructura que es aplicable a casi todas las presentaciones. He diseñado una plantilla en pdf interactivo que se puede utilizar para estructurar y escribir la charla. Se puede descargar el pdf gratis  desde mi página web www.elucidate.es. Cuando tienes la estructura hecha y el texto de la charla escrito, ya es el momento para abrir el PowerPoint y diseñar las diapositivas.  En el curso exploramos qué es un buen diseño y aporto consejos para fotos, vídeos, texto y animaciones. Los participantes reciben una segunda plantilla de PowerPoint muy sencilla pero atractiva que puede utilizarse para diseñar sus diapositivas.

Cuando el contenido y el material de la charla están preparados, fijamos la atención en el presentador. Contando con mi experiencia como director de teatro, exploramos de una manera divertida, relajada y con el apoyo de todo el grupo, el lenguaje corporal, la voz y la mirada. Cada participante hace ejercicios individuales que se graban en vídeo y posteriormente reciben feedback sobre su estilo personal. Al final del curso, cada participante hace su presentación de 4 minutos en la que han estado trabajando durante el curso, incorporando los consejos y herramientas nuevos.

Finalmente, el curso no acaba tras estos dos días. También tiene una parte online. Realizo una wiki (página web en la que todos los usuarios pueden subir material) privada, accesible solamente a los participantes del taller. En la wiki, se pueden ver dos vídeos personalizados, uno en el  que se pueden ver los ejercicios de cada participante y un feedback sobre su lenguaje corporal  y voz, y otro vídeo de su presentación al final del curso con el feedback del grupo. Además, en la wiki se pueden ver todas las clases impartidas por mi parte, descargar todos los materiales del curso (el PowerPoint que utilizo yo, las apuntes de cada módulo, las plantillas, etc…), páginas webs interesantes y e-books sobre presentaciones gratuitos.

Cuál está siendo la respuesta de los alumnos?

Es muy importante para mí y para la Fundación Esteve tener datos sobre la valoración del curso. De esta manera podemos saber objetivamente si el curso cubre las necesidades de los participantes y también pedir opiniones sobre maneras de mejorarlo. Por eso hacemos encuestas después de cada curso, y a través de la wiki recibo más feedback por email un mes después de que acabe el taller.  El curso ha tenido mucho éxito.  Los datos y el feedback muestra claramente que es muy útil para científicos. Les ha gustado el contenido, los consejos, las herramientas y la forma de enseñanza y participación. 

Advertisements